Introducción

Durante estas semanas hemos estado hablando de diversos productos que tenemos en nuestra tienda de NG Labs, donde podrás comprar SARMs de calidad fabricados en España y con certificación avalada por laboratorios independientes.

Esta semana llegó el momento de analizar el RAD-140 Testolone, un SARM cuyos beneficios van mucho más allá de lo que la gente cree. De hecho, se considera uno de los SARMs más populares por su uso en el fitness, con igualdad de biodisponibilidad que sus semejantes.

Evidentemente, insistimos en que estos compuestos químicos están destinados a ensayos clínicos, por lo que no recomendamos su uso personal y sugerimos que siempre sean analizados y manipulados por expertos médicos en sus investigaciones científicas.

Así, antes de hablar de forma extensa sobre lo que resulta ser este producto, quisiéramos recordaros nuestras bases legales para que tengáis en cuenta lo que supone comprar esta clase de químicos. De una cosa podéis estar seguros, en NG Labs se puede comprar RAD-140 en nuestra tienda con toda la garantía de calidad en producto y servicio.

¿Qué es RAD-140?

RAD-140 es un modulador selectivo de medicamentos del receptor de andrógenos, o SARM. Este compuesto químico ha demostrado otorgar una actividad anabólica consistente en músculos y huesos en los estudios preclínicos realizados en ratas y monos durante un periodo de 28 días.

Origen RAD140

El RAD-140 al igual que los demás SARMs se encuentra en etapa de desarrollo para tratar desórdenes relacionados con la pérdida de masa muscular y la inhibición del cáncer de mama (Yu et al., 2017).

El Testostelone fue creado por Radius Health INC, sin embargo, ha venido siendo altamente utilizado en el mundo del culturismo como alternativa a algunos esteroides con más efectos secundarios (Miller et al., 2011)

Cabe decir que se desarrolló como un candidato prometedor entre varios análogos en los esfuerzos por realizar pruebas preclínicas. Hasta la fecha, se han realizado estudios en roedores y primates demostrando una vida media apreciable en 24 horas. En humanos también se han realizado estudios, aunque con una clara orientación en paliar los efectos de enfermedades como el cáncer de mama (Machek et al., 2020).

¿Para qué sirve RAD-140?

Dada su alta eficacia, selectividad del receptor de anabolizantes, así como su potente actividad oral y larga duración, el RAD-140 tiene un potencial clínico en referencia al aumento de la masa muscular magra y/o la densidad ósea.

A su vez, dado que tiene efectos similares a los anabolizantes, sirve para el tratamiento de afecciones como el desgaste muscular, eso sí, sin presentar efectos secundarios de la talla de los anabólicos, pues actúa en los receptores de andrógenos de una forma selectiva.

De tal modo, este químico resulta beneficioso para el tratamiento de la pérdida de peso debido a osteoporosis, caquexia cancerosa y fragilidad en músculos, entre otros.

Posología

La dosificación del RAD-140 debe ser de 20-30 miligramos (mg) por día. En cuanto a la posible duración del ciclo, RAD-140 presenta una longitud de su uso que puede variar de 6 a 12 semanas.

No es necesario dejarlo reposar en la boca o en virtud de la lengua. Es más, se desaconseja de forma encarecida el uso sublingual.

¿Quién necesita Testolone (RAD-140)?

Advertimos que la siguiente lista incluye unos puntos clave que desaconsejamos de forma categórica, pues el uso que se le da a estos compuestos químicos no es bajo un ensayo clínico autorizado. Aún así, no se puede negar lo evidente, razón por la cual vamos a detallar una lista de perfiles que “necesitan” RAD-140 para sus objetivos particulares.

  1. Aquellos culturistas que desean hacer un puente entre los ciclos de esteroides. Con ello buscan poder utilizar este SARM entre los ciclos de anabolizantes sin preocuparse por la represión y perjudicando su HPTA. Todo ello les permite mantener más fuerza y músculo fuera de ciclo que nunca antes.

Aún así, además de la popularidad entre los culturistas para el crecimiento de la masa muscular, destaca el mal uso del RAD-140 en un caso de ciclista profesional, quien fue sancionado con 4 años de suspensión (So et al., 2021).

  1. Aquellos usuarios que suelen practicar deporte de forma regular pero que quieren usar un “medicamento” que les permita mejorar el desempeño físico sin tener que pasar por efectos secundarios graves. En tal situación, un ciclo de RAD-140 podría, en lugar de los anabólicos, no tener que preocuparse tanto por posibles causas adversas en su salud.
  1. Aquellas personas sensibles a la ginecomastia, pues RAD-140 es como usar testosterona, aunque sin el riesgo de efectos estrogénicos, evitando así un desarrollo de las mamas o hinchazón abdominal.

En este vídeo, el doctor Franco Góngora señala las posibles causas del aumento de mamas en hombres y da una solución: la operación o ginecomastia.

El potencial clínico de RAD-140

Debido a su alta eficacia, selectividad del receptor de anabolizantes, potente actividad oral y la larga duración, consideramos que RAD-140 tiene un gran potencial clínico en una serie de indicaciones, pues se nota el aumento de la masa muscular magra y beneficio en la densidad ósea.

A su vez, se ha empleado como tratamiento en la pérdida de peso debido a la caquexia cancerosa, debilidad muscular y osteoporosis. Es más, estos compuestos químicos son utilizados para tratar el cáncer de mama, provocando una respuesta favorable en aquellos modelos in vivo e in vitro de cáncer de mama AR/ERþ.

Así, RAD-140 es un potente agonista del RA en células de cáncer de mama con un mecanismo de acción diferente, pues incluye la represión de ESR1 mediada por el RA. De esta forma, inhibe el crecimiento de múltiples modelos PDX de cáncer de mama AR/ERþ como agente único.

En el siguiente vídeo, en el minuto 04:50 el doctor habla sobre la esperanza que supone el evitar los efectos secundarios de los inhibidores de la aromatasa que se utilizan actualmente para el cáncer de mama.

Conclusiones

Cerramos este artículo con una curiosidad científica muy interesante y es que tanto Ostarine como el RAD-140 son los SARM más empíricamente viables para terapias clínicas, mientras que el resto todavía no han sido tan investigados (o carecen de ensayos en personas y animales con evidencia suficiente). De hecho, pocos han alcanzado las etapas de ensayo clínico y los que existen tienen variables cuyo resultado no es del todo fiable, siendo así hallazgos inconsistentes.

En ratas y primates se ha demostrado que RAD-140 tiene un mayor efecto anabólico que la testosterona, eso sí, pero sustancialmente con menos efectos androgénicos. En humanos todavía no se han detallado resultados (So et al., 2021).

Bibliografía