En el mundo actual la gente rinde un culto al cuerpo que lleva a muchísimas personas a tratar de mejorar su aspecto físico. El uso de los anabolizantes se extiende a lo largo del mundo y la gente cada vez tiene una mayor conciencia de lo importante que es ganar musculatura sin que la salud pueda resentirse. En la búsqueda de nuevos fármacos y medicamentos eficaces que conlleven un incremento en el rendimiento de los deportistas, así como un aumento de la musculatura en toda clase de usuarios que practican ejercicio físico, surge el eterno debate acerca de si el uso de anabolizantes resulta peligroso o no, así como qué alternativa existe que no suponga un riesgo para la salud.

En ese mismo contexto, NG Labs propone un artículo de debate acerca de los motivos por los cuales se ha de optar por otras vías a la hora de realizar ensayos científicos que busquen potenciar las cualidades físicas de aquellos animales que están sujetos a este tipo de experimentos. Recordamos pues que este tipo de productos, SARMS, no están destinados al consumo humano. Como se puede ver en este artículo, nuestra empresa propone esta clase de medicamentos como sustitutos de los esteroides, pues los beneficios de los SARMS en animales son evidentes, suponiendo que las dosis empleadas son administradas de forma coherente para que no produzcan ningún efecto adverso en el animal.

Por favor, revise nuestros TÉRMINOS Y CONDICIONES.

También puedes encontrar una orientación acerca de los principios de nuestra empresa en el siguiente enlace:

El consumo de anabólicos.

Por su parte, los ciclos de EAA suelen durar de 4 a 12 semanas, y algunos atletas llegan a tomar hasta 16 semanas. Generalmente se administran varios fármacos de forma simultánea (apilamiento) o en dosis que se aumentan y disminuyen gradualmente (piramidación) administradas por vía oral, intramuscular o ambas, con dosis de 10 a 100 veces superiores a las prescritas por el tratamiento y los estudios médicos (MCArdle et al., 2008; Tentori y Graziani, 2007; Peres y Guimarães, 2005; PManetta y Silveira, 2000).

¿Dónde es frecuente encontrar el uso de anabolizantes?

Están presentes en varios tipos de competiciones, pero lo más habitual es encontrarlos en el fútbol, en el levantamiento de pesas, en algunos estudiantes de atletismo y en los entusiastas del fitness (Fineschi et al., 2001). Cabe mencionar que en un intento de minimizar los posibles efectos secundarios causados por el uso excesivo de AEE, los atletas han estado realizando ciclos cada vez más cortos.

 

En el siguiente vídeo, contemplamos una de las confesiones más duras acerca del uso de esteroides vino por parte del ex ciclista Lance Armstrong, quien sufrió un escarmiento público tras declarar que se había dopado en el programa de la periodista Oprah Winfrey. Al parecer, Armstrong utilizó drogas para mejorar el rendimiento durante sus siete títulos del Tour de Francia.

Fuente: Europa Press TV

¿Cuáles son los beneficios de los esteroides?

Según Wilmore y Costill (2001) con base teórica, los esteroides causan algunos efectos beneficiosos entre ellos:

1) Aumento de la masa muscular magra.

2) Aumento de la fuerza muscular.

3) Ayuda en la recuperación post entrenamiento proporcionando así una mayor intensidad de entrenamiento.

Efectos secundarios de los esteroides

A pesar de todos estos efectos beneficiosos, la cantidad de efectos secundarios es muy grande y algunos de ellos son reversibles y otros no, pudiendo causar la muerte del usuario. Los efectos secundarios, como se ha mencionado anteriormente, son mucho mayores que los efectos beneficiosos, entre los que podemos citar: azoospermia, hipertrofia prostática, hipertensión arterial, impotencia, acné, psicosis, aumento del colesterol LDL y, en consecuencia, del cierre total de epi-ses en los adolescentes, infarto de miocardio, hipertrofia del ventrículo izquierdo, ictericia colestática, alteración del perfil tiroideo, carcinoma hepático, etc (Peres y Guimarães, 2005; Lise et al., 1999; Guimarães, 1996; Gorayski et al., 2008).

Además, otro efecto que puede considerarse secundario es el hecho de que justo después del final del ciclo de esteroides hay una gran pérdida de fuerza y masa muscular debido a la superposición del cortisol con la testosterona, lo que puede llevar al usuario a la depresión y al uso de ciclos más largos, agravando los efectos deletéreos (Tentori y Graziani, 2007).

De tal forma, los esteroides anabolizantes, como cualquier otro medicamento que se utilice de forma incorrecta, traen, sin duda, efectos secundarios, pero lo preocupante es que aún conociendo estos efectos el número de usuarios es cada vez mayor, por lo tanto, la información nunca sobra y la diferencia entre el medicamento y el veneno es la dosis, y si el individuo no necesita tratamiento farmacológico, el uso de esteroides no es recomendable, pero si se quiere utilizar estas sustancias, al menos se debe buscar un profesional adecuado para ello.

¿Qué son los SARMs?

Los moduladores selectivos del receptor de andrógenos (SARM) son una clase de ligandos del receptor de andrógenos que pueden unirse a los receptores de andrógenos y mostrar una activación tisular selectiva de la señalización de andrógenos. El SARM tiene un efecto anabólico selectivo sobre los músculos y los huesos, y se sintetizó inicialmente para el tratamiento de la distrofia muscular, la osteoporosis y el cáncer de mama (Efimenko et al., 2021).

SARMs: Una alternativa a los esteroides

En el contexto actual, el interés por el desarrollo y el potencial terapéutico de los moduladores no esteroideos de los receptores androgénicos selectivos de tejidos (SARMs) ha aumentado drásticamente en la última década. La rápida expansión de los conocimientos sobre la estructura y la función de los receptores hormonales nucleares y función de los receptores hormonales nucleares y los ensayos clínicos de pruebas clínicas con SARMs han reavivado una búsqueda casi latente de de andrógenos mejorados.

LLegado a este punto, ¿está buscando para sus investigaciones una alternativa más segura que los anabolizantes? SARMS podría ser la respuesta. Los SARMS, o moduladores selectivos del receptor de andrógenos, son fármacos que replican los efectos de los anabólicos tradicionales sin todos los efectos secundarios. SARMS no es un esteroide, pero tiene propiedades similares. Por ejemplo, ambos se unen a los receptores de andrógenos del cuerpo.

Dicho de forma más extendida, los SARMS son una clase de medicamentos que mejoran el rendimiento que producen muchos de los mismos efectos que los esteroides anabólicos, pero sin el efecto secundario de virilización de estos últimos en las mujeres. Los SARMS son menos androgénicos, por lo que no afectan la producción de hormonas sexuales.

¿Son legales los SARMs? Aquí nuestra respuesta.

Además de ello, también tienen menos potencial de abuso y adicción que los esteroides tradicionales, constituyéndose como sustitutos legales de los esteroides anabólicos, brindando a su vez los mismos beneficios de ganancia muscular sin dichos efectos perjudiciales.

Ello se logra al dirigirse selectivamente a los receptores de andrógenos de una manera específica de tejido, lo que significa que pueden usarse para replicar ciertos aspectos del crecimiento muscular a través de la activación específica de tejido, además de otros beneficios.

¿Por qué los SARMs ganan popularidad frente a los esteroides?

El interés por el desarrollo y el potencial terapéutico de los moduladores no esteroideos de los receptores androgénicos selectivos de tejidos (SARMs) ha aumentado drásticamente en la última década. El uso de SARM ha aumentado enormemente en los últimos años porque causan menos efectos secundarios y pueden ser utilizados de forma segura tanto por hombres como por mujeres. Ello los convierte en una opción deseable incluso para aquellos que anteriormente no habían podido usarlos.

Los SARMS funcionan engañando a su cuerpo haciéndole creer que está produciendo testosterona, lo que provoca un efecto anabólico. Se ha demostrado que los SARM producen un crecimiento muscular rápido, una mayor pérdida de grasa, menos retención de agua y otros efectos deseables, pero sin causar efectos secundarios dañinos o potencialmente mortales, como toxicidad hepática o agrandamiento de la próstata.

El uso más popular de SARMS es dar a los atletas una ventaja legal cuando compiten en competencias atléticas de alto nivel. No obstante, el uso de estas sustancias se ha prohibido también en competiciones deportivas. En enero de 2008, el COI añadió los SARM a la lista de sustancias anabolizantes prohibidas (Fitch, 2008).

En el gráfico siguiente se puede observar un aumento de búsqueda de los SARMs (en rojo) versus el continuo descenso de las búsquedas de esteroides anabólicos (en azul).

¿Son los SARMs fáciles de detectar?

Los SARM son drogas sintéticas que no son fácilmente detectables en las pruebas de drogas. Hay una variedad de SARMS disponibles en el mercado, cada uno con su propio efecto diferente. Algunos de ellos se pueden usar como una alternativa a los esteroides, constructores de músculo, mientras que otros se pueden usar como supresores del apetito o antidepresivos. Es importante informarse sobre los tipos de SARM y cómo funcionan antes de usarlos. Existe el riesgo de abuso ya que no son detectables en la mayoría de las pruebas de drogas.

Conclusión – SARMs vs esteroides anabólicos

Concluimos este artículo de NG Labs con la opinión del doctor Rand McClain en relación al uso de SARMS y esteroides. El Dr. Rand responde a la pregunta sobre si los SARMS y ion son mejores que la testosterona-anabólico en cuanto a los resultados y también si tienen menos efectos secundarios. ¿Deben ser combinados o utilizados por separado?

Cabe mencionar que el Dr. McClain se licenció en medicina en la Western University y completó sus prácticas en el programa de residencia de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California (U.S.C. California Hospital). Este señor ha trabajado con algunos de los mejores y más originales innovadores en medicina deportiva, rejuvenecedora, regenerativa («antienvejecimiento»), cosmética y familiar.

Dada la naturaleza en ensayos clínicos, la primera incursión exitosa en el uso clínico de los SARM es más probable en la caquexia por cáncer y otras condiciones inducidas por enfermedades o lesiones asociadas con la atrofia muscular. De hecho, los SARMs tienen un gran potencial para el tratamiento de la osteoporosis, tanto en hombres como mujeres, solos o en combinación con terapias anti resortivas convencionales.

Además de los efectos óseos directos, se espera que los SARM reduzcan la incidencia de fracturas a través de la reducción de las caídas, como consecuencia de la mejora del rendimiento musculoesquelético. Por lo tanto, los frágiles geriátricos pueden beneficiarse del tratamiento con al reducir la incidencia de la discapacidad (Potts et al., 2005).

En definitiva, los esteroides han demostrado su eficacia en el tratamiento de la pérdida de masa muscular, aunque se ha informado de graves efectos secundarios (Basaria et al., 2001). En contraste a dicha situación, se espera que la terapia con SARMs muestre una eficacia mioanabólica con efectos secundarios reducidos, cubriendo así otra necesidad terapéutica no satisfecha.

Otro compuesto en el marco de la investigación, MK-0773 (cuya estructura no se ha hecho pública), se encuentra actualmente en un ensayo clínico de fase II en mujeres con sarcopenia. La mejor protección contra este proceso degenerativo es la acumulación de una reserva proteica lo antes posible en la vida. A falta de reservas proteicas adecuadas, el desarrollo exitoso de SARMs puede ser actualmente la mejor esperanza para revertir la sarcopenia y prevenir su degeneración (Bashin et al., 2006; Bashin y Storer, 2009; Morley, 2007).

Bibliografía